lunes, 28 de mayo de 2012

ANIMALES EN PELIGRO DE EXTINCION EN NUESTRO PAIS- PERU

ANIMALES EN PELIGRO DE EXTINCION EN NUESTRO PAIS- PERU

Una especie en peligro de extinción se considera  tanto animal o vegetal  dando así muchos factores como la depredación, cambios graduales del clima y  mas que todo en los últimos tiempos, el hombre, se convirtió en una enorme amenaza para los animales, debido a que muchos de los animales en peligro han desaparecido porque destruimos su hábitat natural de vida e incluso hasta los matamos.

Día a día aumenta la extinción de especies en el Perú y la acción humana es
el origen de ello... 301 especies de fauna silvestre están amenazadas por la pérdida
de su hábitat, tráfico ilícito y cacería furtiva. Siempre hablamos de derechos
humanos y respeto a la vida, sin embargo aquí nos topamos con un dilema que
demanda urgente atención de los actores de la sociedad.

PAVA ALIBLANCA

La pava aliblanca fue descrita por primera vez en 1877 por el famoso naturalista Ladislao Taczanowsky y desde entonces no se supo nada de ella, por lo que la comunidad científica, luego de numerosos intentos por encontrarla en la costa norte, la dio por extinta.

Sin embargo, para la ilustre ornitóloga María Koepcke la pava aliblanca no había desaparecido totalmente, por ello persuadió al conservacionista Gustavo Del Solar para que fuera en su búsqueda, indicándole que podría estar en los bosques secos del norte del país.

En 1977, y luego de múltiples indagaciones entre los pobladores locales, Del Solar recibió el testimonio de Sebastián Chinchay, quien le informó que había visto un ave con las características de la pava aliblanca cerca de la Quebrada San Isidro, en Olmos, Lambayeque.

La madrugada del 13 de setiembre, Del Solar, junto al ornitólogo John O'Neill y un grupo de campesinos, se dirigieron hacia la Quebrada San Isidro donde pudieron encontrar a esta rara ave, quedando así redescubierta luego de un siglo de haber perdido contacto con ella, pensándose que había desaparecido de la faz de la Tierra.

La noticia del redescubrimiento dio rápidamente la vuelta al mundo y se convirtió en un gran acontecimiento científico. En vista de ello, el Congreso de la República del Perú ha dado la Ley Nº 28049 donde se "declara de interés nacional la reproducción y conservación de la Pava Aliblanca y se prohíbe su caza, extracción, transporte y/o exportación con fines comerciales".


GUANACO

En el Perú, el guanaco vive mayoritariamente en la serranía esteparia, entre los 1,000 y 3,800 msnm, sin embargo, el Dr. Carlos Monge afirma que esta especie puede ocupar la gradiente altitudinal desde el nivel del mar hasta alturas de 5,000 msnm.

Antiguamente migraba hacia las lomas costeras cuando éstas reverdecían. Hoy, las rutas de migración del
guanaco se han reducido debido al crecimiento desordenado de centros poblados y carreteras.

Actualmente, el
guanaco ha desaparecido de diversos territorios donde antes habitaba como son los departamentos de Piura, Lima, Apurímac, Huánuco, Ancash, Junín y Puno. No obstante aún es posible verlos llegar a las lomas de Atiquipa, en Arequipa, donde se le ha visto bañarse y beber agua de mar.

El
guanaco se encuentra protegido por el estado en la reserva nacional de Calipuy, en la Libertad. Una población de regular tamaño vive en la puna de Ica, en el poblado de Chavín, y otra menor en Huarahuas - Ayacucho. Un pequeño grupo de 12 ejemplares ha sido introducido con éxito en la reserva privada de Chaparrí, en la costa de Lambayeque.






OSO DE ANTEOJOS



El oso de anteojos es una de las ocho especies de oso que existen en el mundo y sólo vive en la región andino amazónica de América del Sur, en territorios de Venezuela, Panamá, Colombia, Ecuador, Perú, Bolivia y la zona norte de Argentina, en ambas vertientes de la Cordillera de los Andes.

En el Perú, el oso de anteojos habita diversos ecosistemas ubicados entre los 500 msnm, a donde baja temporalmente cuando escasea el alimento, y los 4,500 msnm, donde rara vez se le puede observar, prefiriendo vivir en los bosques húmedos y de neblinas situados en las ecorregiones de la Selva Alta y el Páramo, con precipitaciones superiores a los 1,000 mm anuales. También vive en zonas semiáridas como la ecorregión del Bosque Seco Ecuatorial.

Algunos investigadores consideran que actualmente no existen más de 18,000 osos de anteojos en estado silvestre en toda la cordillera de los Andes, que mide más de 7,000 km de longitud, por lo que su densidad poblacional resulta bajísima.

Perú, Bolivia, Colombia y Ecuador, son los países con las mayores poblaciones de esta especie, sin embargo en el Perú sólo habitan cerca de 5,000 individuos en 1,800 km de Cordillera, por ello es una especie en peligro de extinción.
Los enemigos naturales del oso de anteojos son el jaguar y el puma, pero es el hombre quien más ha contribuido a diezmar su población debido a la destrucción de los bosques que conforman su hábitat, a la cacería indiscriminada a la cual es sometido y a su tráfico ilícito.

1.- La pérdida de hábitat es el principal problema que enfrenta el oso de anteojos, en vista que los bosques de neblina donde vive están desapareciendo a gran velocidad debido a la deforestación ocasionada por la agricultura migratoria, los incendios forestales y la tala de bosques para madera. Apenas le quedan algunos parches boscosos para vivir.

2.- El oso de anteojos es víctima de una cacería furtiva e indiscriminada por ser considerado una amenaza para el ganado y para los campos de maíz. También muere debido a los pesticidas que son vertidos en los campos de cultivo. Existencia una creencia infundada que señala que sus garras tienen propiedades curativas.

3.- Otra amenaza que afecta al oso de anteojos es su tráfico ilícito para ser utilizado como mascota de circo, donde es sometido a numerosos maltratos.

Es importante y urgente proteger a esta especie, conservando los bosques donde vive, impedir su cacería y tráfico ilícito, y desterrar el mito de sus garras como medicamento.
Los 7 Animales Endémicos en peligro de extinción del Perú
 

El Perú es el segundo país con mayor número de especies de aves en el mundo y contando sólo especies endémicas, es el primero. Inclusive, nuevas especies han sido descritas en el Perú en los últimos 30 años, más que en cualquier otro país del mundo, con aproximadamente 2 nuevas especies descritas por año en promedio. Si bien es cierto, que en los últimos tiempos muchas especies de animales han desaparecido por diferentes causas, como el crecimiento desbordado de la población humana, la desproporción con que se utilizan los recursos naturales, y muchas otras más. Actualmente, están afectando seriamente a las especies y sus hábitats en América Latina, considerada cuna del nacimiento de varias especies y donde el Perú, no ha sido la excepción.
Si usted querido lector, se encuentra en estas líneas, no se pierda de conocer 7 animales únicos, no sólo porque son endémicos, sino porque podrá difundir su preservación y muy seguramente en su próxima visita al Perú, podrá tener la gran suerte de encontrarlos:
1. La Pava Aliblanca:
Ave originaria del Perú que no fué vista durante por casi un siglo, hasta que fué descubierta en 1977. Es un ave esbelta que posee un plumaje negro con reflejos verdes en el dorso y una larga cola, con la garganta desnuda, un pico gris azulado que en la punta se torna más negro y sus patas son rosadas tirando a anaranjadas. Habita en quebradas de los bosques secos de la Costa Norte Peruana.
La Pava Aliblanca, está librando una dura batalla por recuperar sus antiguos territorios y el hecho que se esté reproduciendo en libertad, es una primera gran victoria sobre su extinción.
2. El Mono Choro de cola amarilla:
Esta especie es endémica de los Andes de Perú. Cuenta actualmente con menos de 250 especímenes en estado salvaje. Es el huésped emblemático del Parque Nacional Río Abiseo, ubicado en el corazón del departamento de San Martín, al nor-oriente del Perú. Conocido como el Mono “Choro” de cola amarilla, es una especie más peruana que el mismísimo cóndor, que vuela en la región Chivay de Arequipa.
Su casi un metro de altura y el vistoso mechón al final de sus 90 centímetros de cola, son características que le dan su nombre. No pueden ser observados, más que en nuestro territorio nacional, donde fue descubierto hace 200 años por el humanista alemán Alexander Von Humboldt. Hoy día, existe poca información sobre la biología y la historia natural de este mono peruano, debido a las dificultades impuestas por el terreno montañoso.
3. La Cortarrama Peruana:
La Cortarrama Peruana, estuvo olvidada por más de un siglo y solamente era conocida en un bosque pequeño cerca de Chiclayo, departamento al norte del Perú. Como se sabe, en la zona norte del país, existen varios centros petroleros y es justamente gracias a la prohibición del ingreso de los pobladores a los campos de las empresas petroleras, que todavía existe la Cortarrama Peruana y su hábitat de bosque seco, aún también se mantiene. Esto se debe a que por muchos años, las empresas no han dejado que la gente ingrese a las concesiones, teniendo como resultado un bosque seco conservado. Sin saber, la industria petrolera ha salvado una especie de la extinción.
4. Rana del Titicaca:
Esta es una rana muy especial. Para empezar, no es anfibia, es estrictamente acuática y como nunca sale del agua, no necesita pulmones. No tiene branquias y de hecho, todos sus intercambios respiratorios los realiza a través de la piel. Las ranas del Lago Titicaca, son de gran tamaño y pueden llegar a medir alrededor de 25 centímetros de largo, con muchos pliegues en la piel a lo largo del abdomen, piernas, estómago y cuello.

Su coloración, puede ser variada, desde verde oliva con vientre de color melocotón, de color gris a negro, hasta con manchas en la espalda. Algunas incluso totalmente de color negro.
5. El Huapo Colorado:
El Huapo colorado habita sólo en la Llanura Amazónica del Perú, al norte del Río Amazonas. Está seriamente amenazado en toda su extensión por la cacería furtiva, por ello, está amparado por la legislación peruana, pero no se encuentra protegido en ninguna unidad de conservación.

6. El Churrete Real:
Su situación es crítica. Es un ave que vive en los Queñuales Húmedos cerca de Machu Picchu, Cuzco. Se sospecha que hay menos de cien ejemplares, por ellos es de carácter urgente, proteger los pequeños bosques de Queñuales por la población local y las autoridades competentes.
7. El Colibrí Maravilloso:
Esta preciosidad de ave, vive en el Amazonas peruano, en una zona no mayor de 2 mil kilómetros cuadrados. El macho tiene dos largas plumas ye es un animal muy raro. Su situación, es de peligro, porque los bosques son continuamente destruidos para el ganado y la extracción de leña.
Y como si fuera poco, los pobladores de ese lugar los cazan. Para ellos, atraparlo es un verdadero reto ya que vuela rapidísimo y lamentablemente, ésta especie no existe en ninguna área protegida.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada